Zona cero: un minuto de silencio

 

 

 

Postales de Nueva York, la ciudad que no duerme, a nuestra manera en revista PiedraLibre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *