Santa Cruz, Bolivia

La nueva Santa Cruz

Caminar es uno -tal vez el único- de los actos más libres del ser humano. Y uno de los más éticos, estéticos, placenteros y nutritivos.

Caminar moviendo un pie un paso y luego, el otro, el paso siguiente. Caminar nos traslada en cuerpo y esencia de un lado a otro. Caminar, sin el apuro de la competencia ni la premura del encuentro, el trámite o la obligación, sin otro propósito que ir, libera el ser que nos toca descubrir dentro nuestro.

Caminar moviendo un pie un paso y luego, el otro, el paso siguiente. Caminar nos traslada en cuerpo y esencia de un lado a otro. Caminar, sin el apuro de la competencia ni la premura del encuentro, el trámite o la obligación, sin otro propósito que ir, libera el ser que nos toca descubrir dentro nuestro.

Caminar moviendo un pie un paso y luego, el otro, el paso siguiente. Caminar nos traslada en cuerpo y esencia de un lado a otro. Caminar, sin el apuro de la competencia ni la premura del encuentro, el trámite o la obligación, sin otro propósito que ir, libera el ser que nos toca descubrir dentro nuestro.

No Comments

Post A Comment