Lo volvería a hacer

Entre 1990 y 2004, la autora publicó –fundamentalmente a través de las páginas de opinión de El Deber y de paneles, conferencias o debates públicos- su percepción acerca de la historia nacional, regional y local, la historia “no oficial” que queda fuera de los libros de los estudiosos. El libro consta de tres partes que recopilan las tres etapas del análisis de la autora: Con tinta mojada (1996-1997), Al filo del siglo (1998-2000) y El país que tenemos (2003-2005). La existencia de las logias y su transformación con el paso del tiempo; la relación del Estado nacional y del Estado municipal con las instituciones cruceñas y la región; de forma recurrente, el rol de los medios de comunicación y la sociedad boliviana; el caos del desarrollo urbano y la inviabilidad de la ciudad al ritmo de crecimiento actual; la crisis política boliviana; los equívocos y los éxitos del proceso autonómico departamental. Es también parte de la trilogía Lo volvería a hacer, Lo volvería a escribir, Lo volvería a decir.

Las propuestas, investigaciones y vivencias de la autora -muchas de ellas publicadas en la columna “Para que conste en acta” – junto a su Rendición de Cuentas como Concejal Municipal (2000-2004), se encuentran recopiladas en esta edición. Grandes y pequeñas batallas de la vida urbana de nuestra ciudad: la cruzada por la autonomía del Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra; la lucha por la democratización de COTAS desde el glorioso Comité de Defensa de sus Socios y Usuarios, liderado por el inolvidable José Gutiérrez Gutiérrez; la vocación por un periodismo libre, ético, investigador y esclarecedor en contraposición a la permanente violación de la que somos objeto a través de los medios masivos de comunicación; el ideal de una ciudad que respete y difunda su historia, sus costumbres, su cultura y su idiosincrasia; la propuesta de un reencuentro social en una Constitución que reconozca una democracia menos permisiva con la corrupción; la ilusión de lograr bienestar para el prójimo ante que para una misma.

“Durante semanas reviví -en el repaso de la función pública y el activismo ciudadano y en la lectura de lo que publiqué a lo largo de estos años- la historia de Santa Cruz de la Sierra en mi propia historia. Me sentí bien. Cerré los ojos y los abrí mirando atrás con gratitud por las oportunidades que tuve. Hoy sé que di lo mejor de mí y además le puse todo mi corazón. Hoy supe qu si el tiempo volviera atrás, haría lo que hice. Soñar, trabajar, escuchar, ser consciente que el poder es hacer, que el poder no es tener. Hacer por una misma y para los demás Hoy lo volvería a hacer.”

OTROS LIBROS
No Comments

Post A Comment