Marirrós, buen viaje guerrera exquisita

Qué noticia más triste. Te fuiste, guerrera. Te fuiste hermosa sobreviviente de los dolores más duros y de las batallas más íntimas, Mary Ross Tonelli. Los huracanes, las tempestades, los tifones, la fuerza de la naturaleza y la teoría de la relatividad, de la evolución y la ley de la vida, querida mía, suceden finalmente como estaba escrito. Implacables.

El último día de agosto, después de 30 años recorridos con los hijos a las colonias de verano y luego solos ellos por su cuenta disfrutando los días, las tardes y los anocheceres del Urbarí Racquet Club, había enviado mi carta de solicitud de baja de aquella cuota accionaria que mes a mes pagamos casi desde los inicios de este centro recreativo. Pensé más en achicar gastos que en los beneficios que tantas veces me mostraste, cuando en las mañanas lluviosas te encontraba tan temprano radiante, empezando a ejercicio pleno y a tu ritmo, la jornada que le ganabas a la vida.

No te conocí en mi ciudad de nacimiento, donde estudiaste como mis padres unos años antes que vos en la Universidad Nacional de La Plata, y donde viví hasta enero de 1977, poco después de terminar la primaria.  Aquí supe tiempo después, mucho tiempo después, que fuiste una víctima sobreviviente del terrorismo de Estado, junto a tu pequeño de meses, y del horror perpetrado en Mingo Teruggi, un abogado justo, de ideales y méritos, defensor de los derechos humanos, uno de los fundadores de Franja Morada, la opción democrática universitaria de la Facultad de Derecho, secuestrado y asesinado junto a Sergio Karakachoff.

Nos encontramos por primera vez en la sala de teatro de la Casa de la Cultura, en la Santa Cruz de la Sierra de finales de los 80, celebrando larga vida a Los Artistas, esa comparsa de bohemios irrebatibles a la que pertenecía el querido Topeka Moreno, tu entrañable esposo con quien hicieron una pareja que contagió ternura, un enorme amor, un gran compañerismo, donde fuera que estuviesen. De Topeka, guardo en el recuerdo, todo lo aprendido de sus informes técnicos como gran profesional de la Corporación Regional de Desarrollo, especialmente en el desarrollo de las provincias cruceñas, quizá el único experto en el área social de esos tiempos. Un ser humano de calidad superior como la tuya y como la del equipo de amigas hermanas, esas personas que se encuentran y se eligen hasta el fin de los tiempos, sin que necesariamente existan lazos de sangre de por medio. Gigia, Ceci, Marthita, Yubinka, María Renee, todas mujeres de una generación de avanzada, profundamente humanas, sensibles y sabias. Tu familia grande más allá de la enorme familia Tonelli, de hermanos cultos y queridos. Fuiste amada y derrochabas amor por donde pasaras, amor a tus hijos, amor al planeta y a un mundo más solidario, respetuoso y pacífico, al arte y la música, al yoga, a la huerta, al aire libre, a las plantas.

 

 

 

Lo triste del momento no empaña la grandeza de tu alegría, de tu inteligencia, de tu amor a la vida, que se queda entre los tuyos y un poquito, quiero que conmigo. “Lo ideal es una copa de vino al atardecer, leyendo un libro”, sonreías quizá planeando el final del día, después del trabajo de laboratorio como la gran profesional bioquímica y compañera de tu equipo que fuiste en Biomed y la Clínica Urbarí. Te pintaba de cuerpo entero aquella máxima: “No compitas con nadie, no tienes que demostrarle nada a nadie. No tienes que llegar adonde otro llegó, sólo superar tus propios límites. Sé la mejor versión de ti mismo”.

Ya entonces tu lucha de sobrevivir a la enfermedad mortal de Topeka, era la de sobrellevar la propia. ¿Quién podía hacer otra cosa que admirar tu entereza?

 

 

Hoy quería contarte, Mary Ross, que decidí revocar esa carta y volver al lugar que extrañará tu perseverancia, tu prestancia y tu presencia admirables, pedaleando la bicicleta estática con un donaire como ninguna mientras leías tras tus lentes intelectuales, apoyado sobre el manubrio, el periódico completo de punta a punta.  Intentaré hacerlo más seguido para que miremos las palmeras, escuchemos el viento, disfrutemos la vista del agua de la piscina a través de la ventana y celebremos habernos conocido los pocos instantes compartidos.

Te debía estas líneas que no tuve el momento para dedicarte, al acabar de enterarme estando lejos que, a mi vuelta, ya no estarías. Buen viaje hasta el cielo y más allá, Choss, junto a tus seres de luz, maestra querida de la vida.

Apuntes sobre el tren urbano: 10 razones con o sin JICA

En el caótico tráfico vehicular que vivimos en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, espero que pronto una empresa con experiencia en diseño urbano y llave en mano (china no, por favor) venga, construya y administre un medio de transporte público expedito, económico, libre de gremialistas y cómodo para cualquier persona que precise hacer uso de él. Sí, quiero un tren urbano y anoto las diez razones de por qué:

  1. Porque 40 años ya fue demasiado.  Esta ciudad ha tenido al menos tres estudios del tráfico y el transporte, que datan de fines de los años 70, segunda parte de la década de los 90 y de hace diez años, el último. El cuarto es el que se encuentra terminando la cooperación técnica japonesa, a través del JICA.  Ninguno fue aplicado. Los críticos acusan a las autoridades por falta de voluntad política, las autoridades se enfrentan al dilema de no contar con la fuerza que neutralice el poder sindicalizado y los transportistas echan la culpa a la tarifa y a la falta de pavimento de impedirles mejorar las líneas de servicio que el Estado les ha autorizado y las muchas más que han impuesto sin autorización. Es un círculo vicioso sin solución a la vista. Queremos un transporte público bueno, bonito y barato. ¿Qué mejor que un tren, que no dependa de ninguno de los factores que nos niegan dar solución porque prima su interés? No importa quién lo dé.
  2. Porque quiero dejar de ser un daño colateral.  Quien camina (la mayoría de los cruceños), es un estorbo para la ciudad de los minibuses, los trufis, los buses, los autos, los camiones. Para los vehículos y para el comercio de inmuebles, la demanda de pavimento antes que de aceras es un negocio. La revolución de los peatones es una utopía en una ciudad sin aceras para movernos con nuestros propios pies, nuestros cochecitos para niños, las sillas de rueda, los bastones de los ancianos y de quienes los usan para andar; en una ciudad sin puentes peatonales para cruzar las anchas avenidas ni cruces señalizados, seguros, que los conductores respeten. Un tren tiene estaciones como paradas. Llegar a ellas será otra cuestión pero sabremos que allí estaremos seguros, habrá un horario puntual, un acceso libre de trabas para cualquiera, una puerta que abre y cierra con la máquina detenida en el andén.
  3. Porque el Teleférico es feo paisaje pero genial.  En La Paz y El Alto, el funcionamiento del Teleférico alivió la existencia de quienes lo quieren usar, además de la opción turística que supone a cualquiera que llega de otro lugar. Como paceña, seguramente, me habría molestado la irrupción de las torres de su trayecto rompiendo la armonía de tantos barrios, el avistaje aéreo que desviste la privacidad y el paisaje urbano de su cielo roto por los cables y la imagen de esas cápsulas sobrevolando la ciudad. Pero sin duda, es un servicio bueno, bonito y barato que compite con el caos de los minibuses, trufis y vehículos que Pumakatari, bello y eficiente, tardará muchísimos años en dejar atrás.
  4. Porque el tren eléctrico es usual en la gran ciudad. Sao Paulo, Rio de Janeiro, Santiago de Chile, Buenos Aires, Caracas, Lima, Quito, Medellín, Recife, Brasilia, México, son ciudades con más de 2 millones de habitantes, como la nuestra, que tienen algún sistema ferroviario en cualquier de sus formas (metro, tranvía, tren) más allá de su sistema de buses y conviven porque son necesarios y utilizados por la población.
  5. Porque tiene un dueño responsable.  El tren eléctrico bien puede ser construido bajo el sistema de la concesión y nosotros, los usuarios, podremos agradecer el buen servicio o reclamarle si no funciona como corresponde. Una ODECO y se supone que será suficiente para que la concesionaria responda. Podremos dejar de ser ganado de un chofer mal dormido, no volver a saltar con la embestida de un micro apurado o ensordecer por el bocinazo de quien nos apura al subir o al bajar.
  6. Porque cargaremos una tarjeta para pagar. Y dejaremos de desparramar lo que cargamos por intentar pagar el boleto al chofer que conduce, de buscar monedas porque no tiene cambio, de abrir y cerrar la mochila para que alguno se tiente de echarnos mano y robar. Y el pago será contra factura.
  7. Porque mandará el horario establecido. Y no las ganas o falta de ganas del chofer ni si llueve o no llueve, ni desaparecerá el tren con la noche cuando los micros dejan de circular.
  8. Porque viajar será un placer.   Un tren eléctrico presta un servicio rápido, limpio, puntual, amable, inspirador, con grandes ventanas, puertas automáticas, espacios amplios, lugar para llevar el coche del bebé, la silla de ruedas, la bicicleta. Un teleférico, como el paceño, terrestre, sobre la superficie vial de la ciudad pero con muchísima mayor capacidad de transporte.
  9. Porque a un ramal le sigue otro ramal.  Un tren eléctrico puede tener una, dos, tres o muchas líneas o rutas. Se interconectan entre sí. Funcionan también los trenes de acercamiento, aquellos que desde las afueras de la gran ciudad recorren las áreas metropolitanas uniendo norte y sur, este y oeste en menos tiempo y con mayor seguridad.
  10. Porque 750 millones es menos de la mitad de 1.850 millones. Y como lo primero que escandaliza es el precio de los proyectos, en lugar de su impacto real, ambiental y social, cuando se dijo que el anunciado tren demandaría una inversión de 750 millones de dólares sin preguntar si sería a cargo de un concesionario o un crédito que debamos pagar, ahora vendría bien saber cómo propone JICA financiar más del doble de inversión en un sistema de buses sin dueño claro, quién se hará cargo, cómo espantará a los ambulantes de su trayecto y qué pasará con todo el submundo del transporte público actual.

 

El borrador tercero, el proyecto JICA

Después de un par de años de papeleo burocrático, entre los gobiernos (nacional, departamentales y seis municipales) bolivianos y japonés, para que el JICA realice en 12 meses “la investigación de planificación detallada sobre el proyecto del plan maestro para la mejora del transporte del área metropolitana de Santa Cruz” en Bolivia, se ha conocido el tercer borrador oficial del informe final, presentado por los oficiales de la cooperación técnica japonesa a las autoridades regionales y locales, en el que se descarta el tren urbano con conexión intermunicipal anunciado por el presidente Evo Morales y se propone básicamente un sistema de traslado de pasajeros por una red de transporte de líneas de buses de tránsito rápido (más conocidos como BRT, por su abreviatura en inglés), alimentado por servicios colectores.

 

La Minuta de convenio suscrita entre los 6 Alcaldes del área metropolitana de Santa Cruz de la Sierra, la Gobernación y el JICA señala “la investigación de planificación detallada sobre el proyecto del plan maestro para la mejora del transporte del área metropolitana de Santa Cruz” en Bolivia. El borrador presentado no dice una palabra del transporte pesado, los camiones comerciales de carga y descarga, la terminal internacional de buses, los nuevos centros de abastecimiento de la capital, el impacto de la conexión interoceánica terrestre, el proyecto de transformación del aeropuerto internacional de Viru Viru en terminal HUB, anunciada por el Gobierno nacional, etc.

 

El equipo de JICA que realizó el trabajo está conformado por varias consultoras japonesas, como se ve en la carátula del borrador de informe final, y concluye en el establecimiento de un organigrama mancomunado, que sólo difiere de la Mancomunidad Metropolitana, institución boicoteada hace diez años hasta su desaparición y conformada por los seis alcaldes del territorio del área, en que se incorpora a la cabeza al Gobernador del departamento.

Carátula del tercer borrador de informe final del plan maestro para la mejora del transporte del área metropolitana de Santa Cruz, elaborado por JICA y cuatro consultoras japonesas.

 

El estudio dice sostenerse en la entrevista de varios miles de familias y su modo de transporte así como la investigación de los flujos vehiculares y los datos proporcionados por los equipos técnicos de los municipios de Santa Cruz de la Sierra, Cotoca, Porongo, La Guardia, El Torno y Warnes. No se menciona ningún plan de desarrollo urbano intermunicipal ni para el área metropolitana, menos aún las políticas públicas de mitigación y de justificación de la proyección realizada.

¿Cuál es el horizonte cultural, social y político, para orientar la infraestructura vial de los próximos 20 años en la forma como se la propone? Así como se expone, lo que se observa es que las proyecciones no son un perfil metropolitano diseñado por el “ideal cruceño” en función al conurbano que se requiere para garantizar la mejora de la calidad de vida, sino en función a los enormes conglomerados inmobiliarios privados que proyectan sus propios crecimientos como si fueran de interés del sector público. Es la economía, estúpido. Otra vez.

Así como la carretera de mediados de siglo pasado, construida desde Cochabamba hacia Santa Cruz unió el oriente boliviano con resto del país y desencadenó la historia política, económica, cultural, social que conocemos, también la construcción de la G77 o la aprobación de las 13.000 hectáreas urbanizadas del grupo inmobiliario más grande del país asentado a nuestro alrededor, justamente en el área metropolitana, determinan el futuro de Santa Cruz de la Sierra.

 

Este gráfico aparenta ser la red vial existente y proyectada por las instituciones locales y departamental.  Fuente: Presentación de borrador del JICA, sin datos de origen de la información
Esta sería la propuesta de los consultores japoneses a corto, mediano y largo plazo. Fuente: Presentación de borrador del JICA, sin datos de origen de la información
Dos observaciones importantes: La primera es que se propone la construcción de un gran anillo de circunvalación que uniría los distritos 5, 6, 7, 8, 9 y 10 con un puente que cruza hacia Porongo y cruza ese municipio de sur a norte hasta Colpa Bélgica, consolidando la urbanización adelantada de enormes campos de actual producción agropecuaria y la futura “Ciudad del Urubó”. El anillo se cierra volviendo a cruzar por un puente entre Colpa Bélgica y Warnes atendiendo la futura “Nueva Santa Cruz”, del mismo grupo inmobiliario. Fuente: Presentación de borrador del JICA, sin datos de origen de la información

 

Este cuadro aumenta las sospechas. ¿Cuál es la inserción del grupo inmobiliario La Fuente en la elaboración de este informe de transporte para la ciudad de Santa Cruz? Fuente: Presentación de borrador del JICA, sin datos de origen de la información

 

Según el borrador del JICA, hay 92 rutas de transporte público privatizado en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Fuente: Presentación de borrador del JICA, sin datos de origen de la información

 

Propuesta de red de Buses de Tránsito Rápido (en inglés, BRT), los cuales implican carriles viales de uso exclusivo, paradas de buses con accesos amplios y unidades de transporte de al menos el doble de capacidad de las actuales. Fuente: Presentación de borrador del JICA, sin datos de origen de la información
Pavimento existente en el municipio de Santa Cruz de la Sierra. Fuente: Presentación de borrador del JICA, sin datos de origen de la información

 

El equipo de estudio JICA (como reza la fuente del gráfico a continuación) coloca con grandes círculos azules dos “centros futuros”:  se deduce que se trata de dos proyectos del grupo inmobiliario La Fuente, uno ubicado en Porongo denominado “Ciudad del Urubó” y el otro, ubicado detrás de Viru Viru, en el municipio de Warnes, llamado “Ciudad La Nueva Santa Cruz“.

En el mismo gráfico señala con círculos rojos y los denomina como “centros existentes” a Warnes y el conjunto de urbanizaciones populares Satélite y demás en el área de influencia de Viru Viru, en el norte; a Cotoca por el este; al conjunto de urbanizaciones del Urubó, en Porongo; a las localidades de La Guardia y El Torno por el suroeste; y la capital hasta el cuarto anillo de circunvalación.

Identifica con el color fucsia como “áreas de crecimiento” los distritos 5, 6, 7, 8, 9, 10 y 12 de Santa Cruz de la Sierra.

¿Centros futuros? ¿A qué “centros poblacionales” se refieren? Fuente: Presentación de borrador del JICA, sin datos de origen de la información

 

En el cuadro de proyecciones de crecimiento de población observamos que estiman que Warnes tendrá, dentro de 20 años, 117.000 habitantes más que en la actualidad y Porongo 80.000 nuevos vivientes dentro de dos décadas. Estas proyecciones no condicen con la notoriedad y la relevancia que resaltan (en el gráfico anterior, de los círculos azules) los supuestos “centros futuros”, cuya importancia en valores absolutos reales respecto a número de pobladores aún en el año 2035 es mucho menor a la actual población de cualquiera de los distritos “en crecimiento” de la Santa Cruz de la Sierra. Lamentablemente la información conocida del estudio no da cuenta de la población que reconocen en cada distrito municipal. Sin embargo, haciendo proyecciones a las publicaciones fundamentadas de la investigación social realizada por el Programa de Alivio a la Pobreza, diez años atrás, cada uno de los 7 distritos cruceños fuera del cuarto anillo de circunvalación están superando actualmente los 200.000 habitantes.

Proyección de habitantes de Santa Cruz de la Sierra según el estudio de transporte Fuente: Presentación de borrador del JICA, sin datos de origen de la información

 

El crecimiento de estos distritos capitalinos, cuyas fronteras se han fundido en el territorio de los municipios de La Guardia, Cotoca y Warnes, además, refleja en el siguiente gráfico un dato significativo (sin fuente en el estudio): entre el 50% y el 100% de los hogares que tienen menos de 6 años en Santa Cruz de la Sierra, radican allí.

Los nuevos cruceños Fuente: Presentación de borrador del JICA, sin datos de origen de la información

 

El transporte público ilegal, la realidad cruceña

El 42% de los cruceños se transporta en minibuses y trufis. Lamentablemente, el estudio que analizamos no desglosa el origen y el destino de estas unidades de transporte, cuya prohibición de circulación está vigente aunque no se cumpla y no haya autoridad nacional, departamental, local ni policial de tránsito que la haga cumplir.

El principal medio de transporte en Santa Cruz es el ilegal. El que le sigue es el no motorizado. Fuente: Presentación de borrador del JICA, sin datos de origen de la información

 

Tampoco el estudio explica qué hacer con esta red de unidades motorizadas importadas por comercios privados y puestas al servicio público contraviniendo las normas de la ciudad, definitivamente inadecuadas para el transporte de personas de manera segura y apropiada.

Sólo en el centro:  69 líneas, 69 rutas y la bicefalía insufrible

Los Gobiernos Municipales están mandados a invertir en caminos y vías públicas, en infraestructura y equipamiento para la educación, la salud y la cultura. Ultimamente también están obligados a invertir parte de sus recursos de coparticipación en solventar varias políticas sociales e infraestructura y equipamiento policial, dependientes del Gobierno nacional, y edificaciones para el Poder Judicial.

Los Gobiernos Municipales invierten, construyen y están obligados a hacerse responsables del tráfico y del transporte, de que funcione el sistema de movilidad urbana, pero no tienen decisión ni gestión real -como en la salud y la educación- porque la autoridad y el poder coercitivo son exclusivos de entidades dependientes del Presidente. La Policía no suelta una función que ya no le compete para que la asuma el Alcalde, como es el tráfico vehicular urbano, ni sale a hacer cumplir las normas municipales. Las líneas y las rutas de transporte público, como en su tiempo las cooperativas de servicios públicos de luz, agua y teléfonos, son un asunto local pero los intereses de quienes detentan el poder sindicalizado se atrincheran en una autoridad nacional que poco o nada tiene que hacer en el despelote de esta ciudad.

Otro cuadro sin pies ni cabeza. ¿57 líneas con 1377 micros? Fuente: Presentación de borrador del JICA, sin datos de origen de la información
69 rutas, 69 líneas que pasan por el centro de la ciudad. Fuente: Presentación de borrador del JICA, sin datos de origen de la información

 

Tren urbano vs. buses de carril exclusivo

La inversión de la que habla este estudio es de 1.863,9 millones de dólares (en gran proporción a largo plazo), donde el presupuesto mayor es de infraestructura vial, es decir, construcción de vías apropiadas para la implementación del proyecto. Si separamos los 309,9 millones de dólares previstos para infraestructura en drenaje, imprescindible para que las aguas pluviales fluyan hacia el río Grande, los aproximadamente 1.500 millones de dólares estimados por el estudio japonés no resuelven la idiosincracia gremial de una cultura de comerciantes avasalladores del espacio público, la inoperancia de los resortes del Gobierno nacional para detener la importación de unidades de transporte prohibidas en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, la permisividad del ingreso del exterior de contenedores  sin destino final legalmente establecido, que se instalan en cuanto espacio público sea apetecible para la oferta del comercio ambulante, etc.

Este cuadrito resume la propuesta JICA para atender el problema del transporte y del tráfico en Santa Cruz de la Sierra y sus alrededores. No incluye la Autopista Metropolitana, una vía imprescindible de interconexión carretera para el corredor bioceánico. Fuente: Presentación de borrador del JICA, sin datos de origen de la información

 

Descartar la implementación del tren urbano con el argumento de la insostenibilidad por falta de pasajeros es un contrasentido en una proyección de crecimiento de población que es incesante y que confiesa que hace uso el 42% del servicio prestado por los minibuses y los trufis.  En La Paz y El Alto, el sistema de transporte del Teleférico ha representado una inversión de sólo 235 millones de dólares (digo sólo, en relación a este proyecto japonés que habla de casi 10 veces del total de inversión) y no ha descongestionado la ciudad, que sigue colapsada por el caos de los minibuses y los ambulantes pero ha ofrecido una posibilidad de transporte público, cómodo, seguro y rápido a los paceños.  El funcionamiento del Teleférico sólo puede ser detenido por una razón: el corte de energía pero hasta ahora no hemos visto comerciantes ni transportistas ni bloqueadores urbanos volando para trancar su suave deslizamiento.

 

El proyecto del Teleférico de La Paz y El Alto sirve a la población actual, no alienta el crecimiento urbano expansivo sino que mejora las condiciones para la densificación del área metropolitana. Fuente: Proyecto Teleférico La Paz – El Alto (internet)

Nueva York, Santiago, Buenos Aires, París, Santa Cruz de la Sierra…

Si querés andar por una ruta despejada de vehículos a la hora que los fines de semana se están recogiendo los noctámbulos o despidiéndose los serenos o saliendo a trabajar los que no paran porque no pueden o no quieren o no tienen ni feriado que se guarde; si querés ser protagonista de tu propio día diferente en esta ciudad que habitamos, de vivir Santa Cruz de la Sierra la ciudad que enamora rodeado de otros que corren, trotan, curiosean, pasean, aplauden, contemplan o simple y llanamente comparten unas horas distintas como sucede en otras ciudades del mundo cuando llaman a los que corren de todas partes a soñar en grande; si el domingo que viene no tenés planes o los tenés aunque te dé flojera madrugar o si sos de quienes despiertan y no vuelven a pegar un ojo aunque a la luz del día le falte un buen rato para despejar las sombras insomnes…

Estamos invitados nuevamente a la Maratón de Santa Cruz de la Sierra. Como la Maratón de Nueva York, la Maratón de Santiago, la Maratón de Buenos Aires, la Maratón de París o la de Río de Janeiro o la de Boston. Ya pasaron dos años de la primera versión, uno de la segunda y el domingo 20 de agosto se realiza la tercera.  Podés recorrer los 42 km. o la mitad o 10 km. o 5 km. O los que quieras, hasta donde puedas y a tu manera. Ir en solitario, con amigos o en familia a correr, a caminar o a alentar a quienes participan. Mirar pasar, ver llegar. O a encontrarte con quien más esperabas o menos imaginabas.

Si pensás que los que participan te llevan siglos de ventaja en preparación, en condición física, en talento, edad o disciplina competitiva, que no te desaliente ni eches la posibilidad abajo diciendo están locos, es una moda, es para pocos: podemos estar pensando lo mismo. Y voy a ir igual.

La sensación de simplemente estar entre miles que se mueven en una misma dirección sin ser rebaño sino movilizados por un deseo individual y único, cada uno con su objetivo, su historia, su promesa, su alta vara o su sencilla razón o sin ella, atravesando las calles, las esquinas y las avenidas de esta ciudad cada vez más desconocida que habitamos, paso a paso, a pie, al propio ritmo, es reconfortante. Soñar que la ciudad podría ser todos los días parecida a la que se reúne el domingo a las seis y media de la mañana, sin alcohol ni bocinazos ni obligación de por medio, te transporta a vivir un poco tu propia película, a escribir tu página de rebeldía al cotidiano, a inmortalizar en la memoria unas horas donde desplegar piernas y brazos, las tuyas o las que verás con admiración y sorpresa, te da alas.  Respirar y suspirar, caminar, un paso tras otro, suponen el acto más consciente de la mente y el cuerpo al ritmo de la constancia, echar a andar hacia adelante, hasta llegar, o contener las ansias hasta avistar a la distancia tantas almas radiantes, agotadas y triunfantes, lo que más se asemeja a la libertad de volar sin motores, al impulso de tus propias ganas, de tu fuerza, la muscular o la mental, tu avatar…

Yo voy. Mi yo verdadero, el invicto espíritu que da sin arredrarse una tras otra cada batalla, irá feliz de nuevo. Mi espíritu invicto, con sus cicatrices y sus magulladuras, sus 30 gramos de vida y sus muchos bien ganados kilos a rastras, iremos por una nueva hazaña.

Simplemente vamos a hacerlo.

Idearia: 12 años produciendo a gusto

El 16 de abril de 2005 abrimos la puerta de nuestro emprendimiento personal. El escritorio, el mate y el termo, la iMac y treinta años de experiencia en textos literarios y periodísticos; discursos, manejo de crisis, programas de gobierno, campañas políticas y educativas, propuestas de legislación y gestión; creación, diseño, armado y edición digital, guiones y relatos, poesía y prosa; papel, terreno, éter y redes sociales; resiliencia y lucha; una docena y media de libros publicados, varios suplementos, revistas y publicaciones nacidos, echados a volar y extinguidos algunos, luego de cumplir su ciclo, como todo lo que nace y vive.

 

En la FIL de Santa Cruz de la Sierra

 

Empezamos en el mezzanine del Edificio Plaza Libertad, de esta Santa Cruz de la Sierra que no madura, cerquita y lejos de todos lados. De allí, pasamos a habitar la antigua casona familiar que nos cedió un buen tiempo la familia Castedo, soñando con caminar el Centro Histórico, ser parte de su recuperación.

Volvimos al barrio fundacional, a nuestra casita del mango y abrimos “La botica de Idearia” en la esquina mágica, que duró mientras lo permitieron las bardas bajas, las ramas del naranjo amargo que invita fruta a los paseantes y dio malas ideas a los ladrones.

 

“La botica de Idearia” (2012)

 

Fuimos pequeña librería y seguimos siendo editorial. Fuimos botica de cuadros, bijouterie, inciensos, velas, hierbas aromáticas, útiles escolares, de arte y escritorio, libros, revistas, postales, afiches y seguimos siendo laboratorio y botica de los experimentos y experiencias más llenos de ternura, pasión y fe en el otro, quien está al otro lado de una misma.

Comenzamos con nuestra alma, nuestras neuronas y nuestro cuerpo humano, el principal patrimonio que conservamos hasta ahora, llenos de ánimos y de grillos. Hoy somos una cooperativa de poquitos, con mucho afecto, compromiso y un bagaje increíble de imágenes realizadas y experiencias sumadas en pedagogía, urbanismo, antropología, arte, periodismo, literatura, tecnología, ecología, decrecimiento, educación.

Doce años después, tenemos doce años más de experiencias en lo mismo, siempre, cada día, diferente. Treinta años de pensar, imaginar, crear, proponer, ser y hacer, trabajando en lo que nos gusta, con los sabores y sinsabores propios, naturales, parte de la vida.

 

Diario El Deber, 2013

 

Seguimos en la casita del mango, luego de un ensayo de traslado de bártulos a la vieja casa de mamá, en el mismo barrio, con vecinos desde cuando teníamos a pocos metros la poza de anguilas, la lechería de la viuda de Mantovani, al otro lado del cuarto anillo mal ripiado y las calles de tierra hasta los noventa; también con los nuevos vecinos, los que estacionan sobre las aceras de la placita y ponen cercas eléctricas sobre sus muros.

Estaremos por décima vez en la Feria Internacional del Libro de Santa Cruz de la Sierra, este 2017; viajan nuestros libros a la FIL de Buenos Aires y nos brindamos a diario para construir, mejorar y reparar con nuestra mayor gratitud Santa Cruz de la Sierra, la #ciudadqueenamora, sede de nuestros pies desde donde caminamos y volamos el mundo.

Aquí estamos, Idearia y sus productos:  1500 documentos, 150 revistas impresas en papel, 50 campañas, 15 libros, más de 25.000 seguidores en las redes sociales y el poder de hacer cosas buenas estando presentes donde hay que estar.

Gracias a quienes hicieron y hacen que esto sea real, funcione, lo disfrutemos y marche. Gracias a quienes confían en nuestro trabajo, por permitirnos seguir y producir lo que precisan, a su gusto y al nuestro.

Seguimos adelante con nuevos proyectos, cambio de planes, aprendiendo e innovando, para crecer por dentro, caminar el mundo y contar con las mayores preguntas y las mejores respuestas que exigen los tiempos.

 

Por qué Santa Cruz de la Sierra se ilumina amarilla de noche

 

Hace 25 años, el Ing. Oscar Alfonso Ichaso Aguilera fue nombrado primer director del Programa Municipal de Alumbrado Público por el Alcalde de Santa Cruz de la Sierra, programa que creó con varias premisas: recuperar para la autonomía municipal la tasa pagada por los usuarios a través de la CRE por este concepto, recursos que hasta entonces administró la cooperativa, y diseñar e implementar un plan universal local de iluminación de avenidas, parques, plazas y todas las unidades vecinales, servicio que hasta entonces era reducido y por sectores. “Se designa al Ing. Eléctrico Oscar A. Ichaso Aguilera como Director de Alumbrado Público, en mérito a su especialidad y experiencia así como a su diligencia y honradez en el manejo de la cosa pública”, rezaba la Resolución firmada por el Ing. Percy Fernández en su primera gestión.






Reunión del Director de la flamante Unidad de Alumbrado Público del Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra con el Presidente de la Cooperativa Rural de Electrificación (CRE), Ing. David Antelo Gil, el gerente de CRE, Ing. José Kreidler y el Lic. Carmelo Paz, gerente financiero. (Marzo de 1993)


“La historia de esfuerzos conjuntos con la CRE Ltda.. fue larga: en agosto de 1993 terminamos con las inventariaciones en toda la ciudad, conciliamos cuentas y acordamos los parámetros de consumo de las distintas luminarias, los cuales creo que siguen vigentes hasta el presente. Además rayamos la cancha en cuanto a la recaudación y manejo de recursos, así como también la forma en que se iba a encarar en forma masiva y sin exclusiones la dotación barrial, y desde luego el mantenimiento masivo vía operadores privados. Todo lo anterior inédito hasta entonces”, relataba el Ing. Ichaso diez años después.



 

La Unidad de Alumbrado Público centró su objetivo en la formación de una generación de profesionales y técnicos, entrenados para brindar un servicio público universal, popular, de alta calidad y bajo costo
Las pruebas de las lámparas que precisaba Santa Cruz de la Sierra fueron exhaustivas: se las sumergía en agua, se las apedreaba, todo para garantizar una iluminación permanente, durable y al menor costo

 

Informe al Alcalde sobre los diferentes tipos de lámparas ofertados a la ciudad, los cuales serían sometidos a pruebas previas antes de su adquisición

 

En pleno proceso de instalación de soportes y lámparas del alumbrado público que 25 años después, aún hoy tenemos

 

Informe al Alcalde sobre los diferentes tipos de lámparas ofertados a la ciudad, los cuales serían sometidos a pruebas previas antes de su adquisición

 

Recorrido junto al Alcalde de las bodegas, laboratorios e instalaciones de la Unidad de Alumbrado Público

 

Miles de lámparas fueron adquiridas mediante licitación pública internacional, debidamente inventariadas y almacenadas hasta su colocación ordenada y registrada, barrio por barrio de toda la ciudad.
Miles de lámparas fueron adquiridas mediante licitación pública internacional, debidamente inventariadas y almacenadas hasta su colocación ordenada y registrada, barrio por barrio de toda la ciudad.




 

“A pesar del crónico descreimiento ciudadano por el largo historial municipal de ineficiencia y corrupción, asumimos plenamente las responsabilidades y logramos el suficiente crédito ciudadano para implantar un sistema de iluminación moderno y eficiente con materiales y tecnología adecuada. No recibimos absolutamente nada de las anteriores administraciones municipales, y logramos cuadruplicar en poco más de dos años de trabajo neto la cantidad de luminarias instaladas, adquirimos vehículos, herramientas, equipos, etc. Se constituyó un equipo humano valiosísimo, entrenado y adiestrado ya sea en labores de oficina con un control computarizado de inventarios, almacenes, contabilidad y administración, así como en la fiscalización “on line” de los contratistas instaladores y de mantenimiento. Se montó un complejo de laboratorios, almacenes, talleres, parque de pruebas y oficinas en una extensión de más de una hectárea sobre el 4º anillo externo de circunvalación. Se sanearon las finanzas y se dejó a la próxima administración municipal todo asado y cocido: además de disponer de más de 52.000 luminarias en buen estado de servicio, se dejaron financiadas y plena licitación las famosas 34.080 luminarias (famosas porque dizque se extraviaron cerca del 30% de las mismas). También se dejó en proceso de compra tres camiones equipados con hidroelevadores (esos que el mandón municipal de turno mal usa haciendo propaganda política pintando en ellos su nombre y una “excelencia municipal” que nos da risa)”, describía a una década de la creación de la Unidad Operativa.




En dicha Unidad Operativa esta mañana se llevó a cabo la sesión del Concejo Municipal, donde fueron distinguidas varias personas por diversas razones. Una de ellas fue mi papá. Después de 18 años, se reencontró con Percy y recibió el reconocimiento por aquellos tiempos históricos, cuando la inseguridad ciudadana tenía un grave componente en la oscuridad de la noche además de los innumerables lotes baldíos.
En aquella época, fueron servidores públicos los que diseñaron, probaron y aprobaron la lámpara de alumbrado público que debió construir la industria europea para proveer un servicio de bajo costo (tecnología de sodio), resistente a los piedrazos de los dañinos y malvivientes y a las lluvias frecuentes. Es la que ilumina hasta ahora. Seguramente pronto será reemplazada por la nueva tecnología led, también de bajo consumo y luz blanca.



Cada vez que miro por la ventanilla del avión que aterriza o despega, desde 1995, la imagen nocturna de la ciudad iluminada sé que tiene tu firma, papá. Amarillenta (tecnología de sodio) porque comprobaste técnica y económicamente ante el Concejo Municipal de entonces que era la más conveniente por mejor calidad y por menor costo. Los concejales de entonces aprobaron el plan por unanimidad.

 

Participación de la primera Unidad Municipal Desconcentrada de Alumbrado Público en el desfile cívico de las gestas libertarias de septiembre, en 1995.

Cumpliste con tu deseo vital de volver a tu tierra natal y aportar a construir la región que querían los cruceños de mitad del siglo pasado, que salieron al exterior a formarse apoyados sacrificadamente por sus familias.

La Universidad Nacional de La Plata le otorgó el título de ingeniero electricista, uno de los primeros cruceños en obtener la certificación académica profesional en esta especialidad

Gracias, papá, hoy recibiste un acto de justicia a tus 80 años.  Muchas felicidades, con mucho orgullo.


El mismo Alcalde, Ing. Percy Fernández Añez, que creó la Unidad de Alumbrado Público y designó a su primer director, le entregó hoy un reconocimiento por su labor iniciada 25 años atrás. La sesión del Concejo Municipal estuvo dirigida por la Presidente, Arq. Angélica Sosa de Perovic.