Los otros mineros, los cruceños del río Piraí

8000 permisos de quema son los que autorizó la ABT.

Póngale una quema por superficie de montes y bosques de una a 10 hectáreas: son 40.000 hectáreas incendiadas con permiso oficial.

 

Ahora multiplique por los que no tienen permiso.  Algo así como la relación entre los que pagan impuestos y los ilegales, que en este país son la gran mayoría: ¿1 paga por 10 que no pagan impuestos? ¿1 hectárea con autorización por 10 hectáreas sin ella? Es un ejercicio matemático y estadístico discreto.  ¿400.000 hectáreas quemando el oxígeno del aire que respiramos?

 

Otros depredadores son estos otros angelitos: los ripieros. Como los cooperativistas mineros, estos lo son de la arena del río. Son mineros de la mina a cielo abierto, de la mina de arena del río, son extractivistas y los que no son simples peones explotados por los dueños de la concesión, a su vez propietarios de los camiones destartalados que Ud. ve circular por ahí, ¿también son cooperativa?




En estas fosas que dejan en el Piraí, luego de cargar el material destinado a los miles de metros cuadrados de ciudad(es) en construcción, encallan los vehículos que intentan cruzarlo y no las ven, disimuladas por el agua que las cubre, y en ellas mueren los amantes del río y de sus aguas cuando el lecho va lleno y la corriente fuerte, cuando llueve e intentan huir de la crecida y se los traga la impunidad de los delincuentes que lo perforaron.
Según un informe del SEARPI, hay 201 dragas que operan ilegalmente y 343 delitos ambientales identificados.  El director del Servicio de Encauzamiento y Regularización del Río Piraí va a citar a los Alcaldes para ponerlos contra la pared: declaran la pausa ambiental o se hacen cargo de las consecuencias del desastre.
Hay alcaldes y alcaldes. Unos que denuncian y otros que se hacen los que denuncian. Unos que se hacen de la vista gorda y otros que extienden aprobaciones a diestra y siniestra de nuevas construcciones, urbanizaciones y loteamiento indiscriminado de los campos y los cerros, a título del desarrollo cruceño.  Pero, exceptuando el Alcalde de Santa Cruz de la Sierra, en cuyas playas la explotación de áridos está controlada -según la Secretaría Municipal de Medio Ambiente- ninguno puede con los dragueros, los mineros del río, empresarios de la arena. Porque donde hay cemento, hay arena. Porque las fábricas de cemento tienen dueños, regulación, cumplen normas ambientales y pagan impuestos, pero ¿quién se apropió de la fábrica de arena, el río, y causa este desastre de años y además se llena los bolsillos sin pagar impuestos ni los daños que causa?




Ellos no amenazan con dinamitarnos, ellos bloquean con piedras la carretera y atemorizan a bala y también en turba, a quien se atreva a incomodarlos.  ¿Ante quién hay que denunciar o pedir ayuda si los mecanismos institucionales son insuficientes, inoportunos y con menor fuerza administrativa que la fuerza bruta de estos matones?

Este es el río Piraí de los taquiraris y las serenatas, de los veranos de cruceños refrescándose en sus playas.  Este es el mar de nuestra ciudad, Santa Cruz de la Sierra, y su área metropolitana, La Guardia, El Torno, Warnes y más allá, Samaipata, al oeste, Colpa, La Bélgica y Montero, al norte.

 





El Gobierno Municipal de #LaGuardia capturó este video para mostrar el estado en el que está el río Piraí por la explotación de áridos.




 

Este es el río Piraí, queridos fraternos. Recuérdenlo cada Carnaval, en cada comparsa, y cuando abracen al constructor de avenidas, edificios y casas que compra arena extraída del río, sin licencia ni permiso, dejando fosas de la muerte, arena robada.

 

Es como comprar madera del bosque sin certificación, es como comprar carne de animales en extinción, es como comprar ropa confeccionada por niños de Asia, es como que se puede, claro.

 

Se puede, está visto, pero no está bien, no es correcto porque las leyes no lo permiten, porque hace daño, porque mata. Eso les enseñamos a nuestros hijos, ¿no es cierto?

3 pensamientos sobre “Los otros mineros, los cruceños del río Piraí

  1. Lamentablemente hay que admitirlo, la corrupción de los “tiers mundos” es una plaga, infernal que está destruyendo, “arrasando” con su propia sociedad y con ello lo que nos queda de riqueza verde y todo por intereses propios y ajenos!
    Muy buen artículo, Bravo Gaby femme courageuse!

  2. Y apenas estamos viendo el comienzo de lo que viene, por Dios, cuando va a parar esto, aquí lo que está mandando es la plata, la libre corrupción   y leyes y normas a gusto y bien hechas, pero al cumplimiento no le miramos por que no conviene. Tan así, me toca bastante por que soy del Chaco boliviano, y no sólo es en el Piraí, está el Pilcomayo, se seca y está contaminado, el Parapety con la sismica petroleras que pasan se quedará sin afluencia y posterior secado y el Rio Grande, la represa de Rositas, que pa´que sigo que hay y lamentable.

    Buen articulo Gaby, siga adelante!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *