• All
  • Escrituras
  • Intuiciones
  • Lecturas
Nacer, crecer, reproducirse y morir, salvo contra natura, va más allá de nuestro entendimiento y posibilidad. La humanidad se ha empecinado en modificar o alterar el ciclo para complicarnos y mantenernos preocupados de lo que no es. Cuando Dios hizo al hombre y la mujer, les dio como único oficio amar, distinguiéndolos de toda la naturaleza con esa capacidad. Lo demás es historia posterior, ya de la mano de las tentaciones y demás elucubraciones del cerebro humano.
Pasan casi tres años de cuando apareció en mi correo virtual y en nuestra historia, José Luis Vicente Gregorio Elcuaz Simón y su fabuloso oficio de vocación de elaborar el árbol genealógico de la familia Elcuaz, de los mayorazgos navarros, del pueblo con nombre del apellido, del tatarabuelo suscriptor de los Fueros, de las partidas de bautismo en las antiquísimas iglesias aldeanas y de buscar cuanta rama y descendiente encontrara sobre la Tierra.